Aprender a actuar en situaciones de emergencia

Durante un vuelo los tripulantes de cabina de pasajeros son profesionales indispensables para garantizar la seguridad de los viajeros. Para ello, en nuestra escuela de TCP en Barcelona les formamos para que consigan los conocimientos fundamentales sobre emergencias, medicina aeronáutica y aviación, entre otras materias, para que puedan realizar un trabajo de plenas garantías.

Una de las partes más importantes de la formación de un futuro auxiliar de vuelo es el aprendizaje práctico. Uno de los emplazamientos emblemáticos donde los alumnos deben poner en relieve lo aprendido es nuestro simulador Convair Coronado, ubicado en el aeropuerto de Sabadell.

Tras ser formados en las sesiones teóricas en todo lo referente a los procedimientos operacionales, los alumnos desarrollan en el simulador las prácticas para garantizar la seguridad de los pasajeros y gestionar las situaciones de emergencia en vuelo, tales como incendios, despresurizaciones y secuestros, entre otros imponderables.

También es en este escenario donde se practican operaciones de supervivencia. Una de ella es la que se puede apreciar en la foto, como es la evacuación por la rampa o tobogán inflable, una herramienta que debe poder usarse de forma obligatoria a través de toda puerta del avión que esté por encima de 6 pies (1,83 metros). Este caso se puede dar tras un accidente o un aterrizaje forzoso en tierra o mar.

Nuestra escuela de azafatas cuenta, pues, con una infraestructura de altas prestaciones para aportar una formación de la más alta calidad a los futuros auxiliares de vuelo.